Exitosa adjudicación de concursos: Investigadores postdoctorales del IE y CIAE liderarán cuatro proyectos de investigación en educación

10 de Enero de 2022

Los proyectos Fondecyt Postdoctorales adjudicados abordarán problemáticas como la rotación de directivos en las escuelas y los desafíos en la formación de lectores para el siglo XXI

 Estimular la productividad y el liderazgo científico de personas recién iniciadas en la investigación es el objetivo del Concurso Fondecyt de Postdoctorado de ANID, que financia proyectos de investigación científica o tecnológica. 

 De las iniciativas que se adjudicaron el apoyo para el año 2022, cuatro corresponden a proyectos de investigadores postdoctorales del Instituto de Estudios Avanzados en Educación y del CIAE de la Universidad de Chile. Se trata de Maria José Opazo, Sergio Galdames, Rocio Loyola y Tricia Mardones, quienes serán los/as investigadores responsables de proyectos en las áreas de Mejoramiento Escolar, Lenguaje y Literacidad, Neurociencias y Educación de la Primera Infancia. 

 Para Alejandra Mizala, directora del CIAE y el IE de la Universidad de Chile, esta es una muy buena noticia y una gran oportunidad para seguir desarrollando investigación relevante en educación, “uno de los objetivos del Instituto es contribuir a la formación de jóvenes investigadores en el campo de la educación, con foco en el desarrollo de conocimiento riguroso y pertinente a la realidad del país. Le deseamos mucho éxito en sus proyectos a cada investigador e investigadora”. 

 ¿De qué se trata cada proyecto? En el área de Educación de la Primera Infancia, la investigadora Maria José Opazo busca generar conocimiento sobre el juicio profesional de las educadoras de párvulo chilenas que trabajan en pre-kínder y kínder, frente a situaciones o eventos derivados de la escolarización de la educación parvularia. 

 Esto incluye el análisis de las prácticas rutinarias de las educadoras, su propio diagnóstico sobre éstas, sus reflexiones al respecto y su evaluación crítica sobre alternativas de acción, lo anterior considerando el contexto de escolarización del nivel, un fenómeno que según describe la investigadora, ha concitado la preocupación tanto de organismos internacionales como de académicos.

 “Este proyecto permitirá acceder a los fundamentos pedagógicos que sustentan las experiencias de aprendizaje que están ocurriendo en el nivel de educación parvularia en las escuelas, su relación con el currículum nacional, y los desafíos que le plantea a las políticas públicas de este nivel educativo”, señala Opazo.

 Por su parte, el investigador Sergio Galdames abordará la problemática de la rotación de directores y directoras en las escuelas, un tema relevante considerando que la alta rotación directiva ha sido vinculada a problemas como el descenso en los aprendizajes de los estudiantes y la interrupción en los procesos de mejoramiento.

 El proyecto busca identificar las razones que explican la permanencia de directores en escuelas básicas públicas, y conocer las consecuencias de esta retención para los procesos de mejoramiento escolar. “Decodificar el misterio de la retención directiva y sus consecuencias es un paso fundamental para apoyar los procesos de mejoramiento escolar, fortalecer los aprendizajes de las y los estudiantes, y orientar el diseño de una carrera directiva”, señala.

 En el área de Lenguaje y Literacidad, la investigadora Tricia Mardones encontró que existe una brecha en la formación de lectores/as. “Considerando las competencias necesarias para el siglo XXI,  las y los estudiantes deberían enfrentarse a textos multimodales, que unen dos o más modos de representar la información, como la imagen, palabra y sonido, sin embargo, en la escuela predomina el trabajo de comprensión con textos donde prevalece el sistema verbal”, explica. 

 En este sentido, su proyecto consiste en la creación y validación de un dispositivo didáctico con pertinencia cultural que pretende impactar en la comprensión de textos multimodales de estudiantes de 6° básico de aulas multiculturales, para favorecer su aprendizaje en esta área y crear capacidades instaladas a los docentes de los colegios donde se hará la intervención. 

 Controlar para recordar mejor

 ¿Nuestro cerebro recuerda mejor al tener el control de cuándo aparece la información que queremos recordar? Es la pregunta que busca responder la investigadora postdoctoral Rocío Loyola, con su proyecto. Según explica, los y las estudiantes pueden tener diferentes grados de control sobre cuándo aparece la información que les interesa aprender, por ejemplo, cuando se pone pausa o reproduce una videoclase el estudiante tiene un gran control de cuándo aparece esta información.

 En esta línea, analizará cómo este control influye sobre el aprendizaje, midiendo el efecto sobre la capacidad de memorizar en el corto plazo (si el rendimiento cambia) y los mecanismos neuronales que subyacen a esta memoria. “Con estos resultados, pretendemos proveer evidencia que profundice el conocimiento sobre el proceso de aprendizaje, el cual puede aplicarse para mejorar las estrategias pedagógicas, así como contribuir a fortalecer el diálogo entre las ciencias educacionales y las neurociencias cognitivas”, señala.