Profesora Titular del IE participa en la elaboración del Informe Anual de Derechos Humanos del INDH

Más de 30 investigadores e investigadoras participaron en la elaboración del Informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) 2020 sobre el impacto de la pandemia, entre ellos la académica del IE Beatrice Ávalos

Durante nueve meses, más de 30 investigadores e investigadoras de distintas casas de estudio, entre ellos, Beatrice Ávalos, profesora titular del IE de la Universidad de Chile y Premio Nacional de Educación, participaron en la elaboración del Informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos 2020 , documento que cuenta con más de 300 páginas y que profundiza en temáticas como salud, trabajo e ingresos, educación, derechos civiles y políticos. 

En la introducción del documento se estipula que “la pandemia y su impacto en la sociedad ha reforzado la expresión de los déficits de acceso y goce de los derechos humanos que existen en Chile”. En esta misma línea, durante la ceremonia de lanzamiento del informe, el director del INDH, Sergio Micco, señaló que “la emergencia reveló una vez más el modo en que la desigualdad nos caracteriza, en este caso en la manera en que se distribuyen los efectos negativos de la crisis” y llamó a “poner a los derechos humanos y especialmente los derechos económicos, sociales y culturales en el centro del debate”.

El cuarto capítulo, dedicado al ítem de la educación, ahonda en los efectos que generó el cierre de establecimientos educacionales como medida para contener el contagio del COVID-19.  En el documento se puede encontrar evidencia sobre el impacto del traslado del proceso educativo a los hogares, el que, según indica el documento, “ha aumentado las brechas educativas y puede afectar las trayectorias educativas futuras de los y las estudiantes”. 

En esta línea, la académica del IE e investigadora del CIAE Beatrice Ávalos, contribuyó con la elaboración de un informe para alimentar el análisis sobre el efecto que está teniendo el COVID-19 en el concepto de educación como derecho humano: “Para eso realicé un análisis, a partir de encuestas recientes, del impacto sobre la oportunidad de ser educado y las difíciles condiciones en que llega la educación para los grupos de menores recursos en Chile, haciendo notar el llamado que hace la UNESCO para que se considere la conectividad como un derecho humano”.  

Para la investigadora, uno de los factores que ha dificultado la educación en estos tiempos es el enseñar y de aprender cuando no existe conectividad. En este sentido, explica que “dada la importancia de restablecer la enseñanza escolar, mi informe centra la atención en cómo debería organizarse una enseñanza mixta o híbrida (clases sincrónicas y asincrónicas) cuando las clases se retomen, y en proponer modos de proceder en esto”.

 Según Ávalos, es importante diferenciar entre las medidas inmediatas y a largo plazo. Sobre lo inmediato, considera que es necesario mejorar las condiciones para la realización de clases a distancia, mejorando la conectividad donde esto sea posible. 

“Pero también es necesario mejorar las oportunidades de encuentros virtuales entre docentes para compartir experiencias que han dado resultados, estimular el aprendizaje, muchos docentes han logrado buenos avances y eso debe ser ampliamente compartido”, señala la académica. 

Sobre el largo plazo indica que hay que re-adecuar los instrumentos de evaluación considerando el menor nivel de aprendizaje del 2020 y 2021, y  junto con ello re-adecuar el currículum. 

“También es importante entender que la tecnología es un arma potente para aprender y, por tanto, la formación docente necesita re-adecuarse a esta nueva realidad, y preparar a los/las docentes para ello.  Esto, a su vez, requiere puesta al día de quienes forman a los/las docentes en metodologías de enseñanza”, señala la Premio Nacional de Educación. 

El informe del INDH también profundiza en áreas como el impacto económico en el financiamiento de la educación, los problemas de aceptabilidad del Plan de Retorno Seguro, medidas para contener el aumento de la exclusión escolar, adaptabilidad en la educación técnico profesional, entre otros temas; y concluye que la pandemia ha demostrado la “necesidad de reforzar y extender las políticas de mejora de las condiciones de educabilidad en los hogares, que junto a la reforma del sistema escolar formal, el mejoramiento general de su calidad y la progresividad en la gratuidad en la educación, generarán mejores condiciones para avanzar en el ejercicio del derecho a educación sin discriminaciones”.